lunes, 22 de enero de 2018

Jerarquias Aryanas: Los linajes serpiente, del aire y de la tierra.



"Krishna se volvió hacia Duryodhana y le dijo: —Duryodhana, escucha mis palabras. Eres un descendiente de la casa de los kurus, eres rico y estás dotado de todas las grandes y nobles cualidades que son las características de esta raza: la raza de los kurus. ¿Por qué entonces, te comportas así? Mi querido Duryodhana, sólo aquellos nacidos de una familia baja, sólo aquellos que tienen una naturaleza inferior, son avariciosos y crueles. ¿Cómo es que estás tratando de comportarte en contra de las tradiciones de tu familia? La conducta de la gente buena es estar siempre en el camino de la verdad, sólo los malvados se comportan de forma anormal. Tu conducta es incorrecta y acarreará eterna desgracia para ti y tu nombre. Por favor, salva tu alma, aún estás a tiempo; por favor, rescata a tus hermanos y a tu querido amigo de una vergüenza eterna. Puedes hacerlo si así lo quieres y alegrarás los corazones de muchos de los que están aquí. Tu padre, tu abuelo, tu guru y todos tus amigos serán muy felices si consientes en hacer la paz con los pandavas. Alegra el corazón de tu madre Gandhari que es la más noble de todas las mujeres. Tu padre está deseoso de hacer la paz con los pandavas. ¿Por qué dudas aún?; no desprecies el consejo de tus mayores.
Hay tres clases de personas en el mundo. La primera dase la constituyen los que son justos por naturaleza. La segunda clase es la de los que sólo les importan los beneficios. Incluso si perteneces a la segunda clase te será de provecho hacer la paz con los pandavas. Túdeseas ser el señor del mundo y esperas serlo con la ayuda de Radheya, tus hermanos y Sakuni. Sería mejor que tuvieras como compañeros a los bravos pandavas que son definitivamente superiores a tus aliados, no hay nadie que pueda igualar a Arjuna o a Bhima. Tu abuelo y todos los poderosos héroes que están de tu lado no pueden igualar en bravura a Arjuna. Si te haces amigo de ellos, con seguridad te proclamarán en el Yuvaraja. Tu padre continuaría siendo el rey y ellos serían felices con su parte del reino de los kurus y no pasarían los límites de tu territorio. ¿Por qué no les haces tus aliados en la guerra contra otros? Nadie podrá atreverse a desafiarte si tienes como aliados a los pandavas, piénsatelo. »Pero hay un tercer tipo de hombre que disfruta haciendo el mal. No quiero creer que tú perteneces a la tercera clase. ¿Acaso no te das cuenta de la fama y la gloria que están esperando para ser tuyas? ¿por qué persistes en esta enemistad? ¿por qué estás tan ciego a las ventajas de la paz? Discrimina. Despójate de esa depravación como lo hace la serpiente de su piel vieja emergiendo con un nuevo brillo. Dale la mitad de la tierra a los pandavas y salva al mundo de la aniquilación. Krishna había acabado su discurso. A continuación, Bhishma se expresó con palabras similares, diciendo: —Hijo mío, por favor, no seas obstinado, escucha las palabras de Krishna. No es bueno menospreciar sus palabras, lo que ha dicho es totalmente cierto. No causes la ruina de esta bella y esplendorosa Bharatavarsha; por tu extremado ego estás tratando de destruir el mundo. No entristezcas el corazón de tu noble madre con tu conducta. Drona le dirigió también palabras dulces y persuasivas. Y Vidura le dijo: —Yo no lo siento por ti, lo siento sólo por Gandhari y tu padre, que tendrán que sufrir dolores en su vejez. Se quedarán sin hijos y estarán indefensos y sin amigos en este vasto mundo; sufrirán por culpa de tener como hijo a un egoísta pecador como tú. Bhishma y Drona hablaron de nuevo y dijeron: —Mientras Krishna y Arjuna no entren en el campo de batalla, mientras el arco de Arjuna, el gandiva, no toque su música en el campo de batalla, mientras Yudhisthira no mire a tu ejército con sus ojos enfurecidos, tienes esperanzas de vivir. Bhima, con sus ojos rojos de ira, causará el pánico en tus filas. Y Nakula y Shadeva con Dhrishtadyumna destruirán tu ejército. Por favor presta atención y evita esta calamidad. Todo el mundo quiere la paz. Haz la paz con los pandavas; devuélveles su reino y vive feliz."

El anterior relato hace parte del Mahabarata, historia hindú que cuenta la guerra que existió entre los pandavas y los kuravas, dos estirpes de una misma familia de dioses. En estos textos al igual que en muchos otros se narran las diferentes estirpes o descendencias de todo el panteón de dioses indues, sin embargo, es importante aclarar que hubo 2 razas: una raza mixta y la raza aria en este contexto mítico; también dos tipos de estirpe a saber: el linaje del aire y el linaje terrestre cada uno con su arquetipo representativo de las aves y las serpientes que se encuentran diseminadas por cientos de culturas a nivel global.
Estos linajes no solo en la mitología hindú son enemigos sino en las diferentes mitologías del mundo entero, así pues, en el mundo sumerio con ENLIL señor del aire y el cielo y EA señor de la tierra y de las aguas, Zeus que es el señor de los cielos y Poseidon señor de las tempestades y la aguas, Krishna señor del aire y Varuna señor de las tormentas, YHWH señor de los cielos y Ha Satán señor de la tierra y así sucesivamente los podréis encontrar en todas las mitologías del mundo y en los distintos relatos de diversos pueblos en todo el globo terrestre.

Estas dos estirpes tienen en común y es que se encuentran en una guerra constante, pues cada una de ellas al ser de una estirpe distinta siempre entra en conflicto con otra estirpe distinta, así pues, para los indues, los Nagas (linaje serpiente humana) y los Kurus (linaje reptil volador ario) son los arquetipos representativos de los cuales los últimos ganaron las guerras entre los pandavas y los kuravas; los pandavas del señor Krishna y los kuravas de Vasuki. De estas guerras se diseminó el modelo Ario por todo el planeta ya que al ser los seguidores de Krishna, bando que salió vencedor, es evidente que los kurus o bando perdedor fueron denominados malignos, en sincronía con las escrituras del antiguo testamento y con la historia humana que siempre es escrita por aquellos gobernantes que al salir airosos en las batallas escriben la historia segun su orientación arquetipica del paradigma que representan.

La palabra Krishna significa "señor oscuro" y cientos de connotaciones negativas que han sido muy cuidadosamente manipuladas por académicos de todo el mundo incluyendo el mismo pueblo hindú que se ha encargado de diseminar por toda la tierra estas enseñanzas Arias, esto no significa que los no Arios (Nagas) sean dignos de adoración pues siempre han tenido una connotación destructiva en muchas culturas, sin embargo, también una connotación mas espiritual que los linajes Arios. Estos linajes Arios tienen como símbolo el ave Garudá que es un águila, como Horus, Pan, el fénix, etc, y que es representativo de diferentes banderas, estados, naciones, compañias, linajes y bancos a nivel mundial. Estos linajes Arios se han apoderado de la producción de cualquier elemento, manufactura, industria, alimento, y bienes básicos de los humanos, por tanto, su sistema jerárquico tal y como lo mencionábamos en el articulo anterior es puramente piramidal donde los linajes humanos están en la base de la pirámide jerárquica y los linajes de esa humanidad "blanca" son el ápice de dicha pirámide que como muchos le han denominado actualmente "El Illuminati" que no es tal su denominación pues este grupo de jerarquías se quiere mantener en el anonimato para el resto de la humanidad.

Por otra parte, las naciones Nagas o aquellas de la que sus maestros fueron serpientes tienen una índole espiritual y que con un sin numero de creencias en todo el globo se han hecho con el control de las mentes humanas, es decir, que estos linajes no son tampoco benéficos para la humanidad sino que también obedecen a sus propias agendas siendo estas el control humano que a través de los dogmas religiosos y que han tomado forma como todo el amplio numero de religiones que existen en la actualidad en una mente colectiva unificado por el límbico cerebral y que tienen como objetivo mantener adormecida la capacidad humana.

Se sabe de ambos linajes tienen ancestros comunes, bien sea materiales, mentales o espirituales y que ambos están trabajando en un mismo sentido: el sometimiento humano. Es por esto que el sistema sinárquico actual tiene dos componentes fuertes que son el control mental y el control material ya que así mantienen al humano en un sistema de dualidad que les permite perpetuarse en el poder a través de humanos que desconocen la escénica de lo que recrean en ese sentido, otros en cambio, saben que este sistema que les somete a ellos mismos les brinda beneficios económicos y una vida sin miramientos hacia la naturaleza incluido hacia su propia especie.

Las jerarquías Arianas están en todos los lugares, en todos los ámbitos, en todas las escuelas, en todas las universidades, en todo el sistema político, en el sistema económico, en el sistema religioso y en todo el sistema a través de leyes creadas por "humanos" para humanos cerrando el circulo de esclavitud. La humanidad debe darse cuenta que todos estos sistemas cualesquiera que sean, están diseñados para quitarle la capacidad a la humanidad de ser parte activa y creadora a través de las leyes naturales, las leyes universales y las cómicas que tienen como principio y fin ser el vehículo con el cual la sabiduría guarde lo mejor de la humanidad para esta y futuras generaciones sin intervenir en el devenir de otras especies.

Centésimo Humano.